Escritos de S. José Calasanz - Written by Archivo Calasanz on Jueves, Abril 17, 2014 12:04 - 0 Comments

Carta 118 (P 620) (CALASANZ al P. JUAN GARCÍA)

S. José Calasanz

Roma, 22 de mayo de 1627

Al P. Juan García.[1]. Frascati.

Va el H. Santiago [2] a ayudar ahí en estas fiestas, aunque sería mejor pasarlas sencillamente a estilo religioso. Van algunos otros para ir en la procesión de la Virgen Santísima por Frascati [3]. Pero no vayan a Ariccia, sino solo V. R. con un compañero, porque en semejantes ocasiones que se come fuera no están bien los religiosos, ya que cualquier mínimo defecto da ocasión a disparatar de Ia Religión, sobre todo a aquellos que sienten alguna aversión hacia ella; así pues, etc.

En cuanto al negocio de la casa es más conveniente para religiosos la de Rossolini [4], pero comprando al mismo tiempo la casita contigua; porque está lejos de la gente y de ver y oír mujeres. Después con el tiempo lá acomodaremos a nuestro gusto.

En cuanto a la sarga para hacer camisas la he comprado siempre a seis julios y medio grosso la caña [5] llamada fernandina. La otra para calcetines costará nueve julios la caña. Si tienen contante conseguirán cualquier cosa.

Nuestros Hermanos vuelvan a Roma el martes después de comer, ya que no pueden ir a Ariccia. No ocurriéndoseme otra cosa, pido al Señor nos béndiga

a todos. Amen.*

Roma, 22 de mayo de 1627 .

1. Juan de Jesús María, en el siglo Juan García del Castillo, nacido en Lugar del Soto (Segovia), se unió a las Escuelas Pías de San Pantaleón en abril de 1611 e hizo allí de maestro, confesor y ecónomo. En 1617 recibe el hábito de manos de Calasanz pero sin que tenga valor jurídico, ya que el P. Castilla no se encontraba preparado para dejar algunos beneficios eclesiásticos que poseía en España. Estando en semejante situación, pese a todo, llego a ser durante algún tiempo Superior de Frascati desde 1626 a 1631. Por fin. El 12 de diciembre de 1631 ingresa oficialmente en el noviciado y el 12 de enero de 1632 es nombrado por el Papa Urbano VIII Asistente-General. El 18 de abril de 1634 confirma de modo solemne la profesión que había hecho antes. Como Asisente General y bajo la inmediata vigilancia del Fundador, gobierna las Escuelas Pías de San Pantaleon; dirige la doctrina cristiana y preside la oración continua. Cuando falta Calasanz, aunque no es muy apto para el gobierno, sin embargo le encarga del cuidado de la casa y de la Orden. Su nombre no aparece en los importantes acontecimientos que turban la Orden como la cuestión de los Hermanos Operarios, la causa del P. Mario Sozzi y la Visita Apostólica de los años 1643-1646. Su vida pasa en el silencio, dedicándose a las escuelas y a su cargo de confesor más que al oficio de Asistente. El 15 de enero de 1643 Ie quitan de Asistente General al mismo tiempo que deponen a Calasanz de su cargo. Humilde y ajeno a cualquier interés, era estimado por los demás y así pudo visitar varias veces al P. Mario en el lecho de su muerte y recibió la última confesión del P. Cherubini. En 1647, por deseo de Calasanz, es nombrado Superior de San Pantaleón y en agosto de 1648 asiste a Calasanz, Muerto el Santo y estando en su cargo de Superior de San Pantaleón, trabaja constantemente y deja trabajar por la beatificación del Santo Fundador y por la reintegración de la Orden. Así el 24 de enero de 1656 el Papa Alejandro VII, por el Breve «Dudum fel. rec.», concede la reintegración parcial de la Orden y eI 4 de mayo del mismo año lo nombra General de la Orden, siendo el segundo después de Calasanz. Pero su generalato no es feliz, en parte por la oposición de los Asistentes, sobre todo de los PP. Fedele y Scassellati y por los problemas suscitados por la primera reintegración de la Orden. Muere antes de terminar el primer trienio el 16 de febrero de 1659, a los 75 años de edad (cf. ES, II, 1217-1).

2. Santiago de Santa María Magdalena, en el siglo Santiago Bandoni, de Luca. Vistió el hábito escolapio el 1 de mayo de 1621 en Roma. También allí emitió los votos solemnes el 10 de abril de 1624 y fue ordenado sacerdote el 30 de marzo de 1630. De 1626 a 1630 estuvo en Frascati, siendo Superior en alguna ocasión. En 1634 vuelve de Roma a Frascati y por un año al menos es otra vez Rector. De 1638 a 1643 hace de secretario del Santo y Rector de San Pantaleón. En mayo de 1643 es enviado a Nápoles y en noviembre le acusa el Visitador P. Pietrasanta. En agosto de 1646 obtiene el Breve de pasar al clero secular, y en este nuevo estado volvió a Luca, su patria, conservando siempre gran afecto y veneración por Calasanz (cf. ES, II, 160-1).

3 Breve de exención de asistencia a las procesiones Fue el interés pedagógico lo que movió a Calasanz a impetrar un Breve de exención de asistencia a las procesiones. Las frecuentes procesiones públicas de la Urbe y de otras ciudades obstaculizaban seriamente el verdadero aprovechamiento de los alumnos de las Escuelas Pías con la frecuente interrupción del trabajo escolar; de ahí que para lograr que ni los padres ni los alumnos fueran impedidos en sus quehaceres («ne a suis scholasticis in posterum abstahantur quotidianis exercitiis») Calasanz pidió y obtuvo del mismo Papa Urbano VIII, en junio de 1629, el privilegio de exención de tales procesiones. Semejante exención no significó la total ausencia de las Escuelas Pías de todos los sobredichos actos, sino sólo una prudente limitación y medida de su participación en los mismos; quedan diversas cartas de Calasanz y también otros documentos a propósito de las procesiones hechas por nuestros escolares, particularmente el Domingo de Ramos y el día del Corpus. Con todo, la procesión a que se refiere el Santo en esta carta debe ser más bien la que se celebraba todos los años en Frascati, llevando la venerada imagen de la Virgen María. El año 1620 los franciscanos pidieron a su Obispo, el Cardenal Cesarini, poder introducir la procesión anual con la imagen; el 10 de mayo de 1621 pudo hacerse con solemnidad. Acerca de la piedad mariana en la pedagogía de las Escuelas Plas, y en concreto de las procesiones, cf. SÁNTHA, BAC, pp. 541-559. Y más concretamente por lo que se refiere a la «Madonna» de Frascati, cf. BAU, Biog. crít., pp. 373-379. Y el folleto ‘la Madonna delle Scuole Pie nel 350º. anniversario della sua venuta a Frascati (1617-1967), Frascati. 1967

4 Jerónimo Rosolini era un propietario de Frascati, al que compró Calasanz una casa para la fundación de las Escuelas Pías en dicha ciudad. Su nombre aparece con frecuencia en el epistolario calasancio. Parece ser que el Fundador lo tenía en buen concepto, en cuanto a su manera de proceder en el asunto de la fundación de Frascati, pues dice de Rosolini al P. García, con fecha 15 de febrero de 1628: «No es justo que, habiéndose portado tan bien con nosotros el señor Rosoliní, no le demos nosotros la necesaria satisfacción, y así ésta debe anteponerse a cualquier otro negocio; yo estoy buscando el modo de dársela, para que se dé cuenta de que hago de mi parte lo que puedo» (cf. c. 137).

5. CAÑA: Medida de longitud, equivalente a dos varas. En Italia equivalía aproximadamednte a 1,25 metros El ‘grosso’ equivalle a ‘12’ ‘dineros’, pero ambas monedas variaban de valor, según las cecas.



Leave a Reply

Comment

Índice Documental Mensual

ARCHIVIUM - Nov 1, 2012 11:27 - 0 Comments

ARCHIVUM

More In Noticias


ARCHIVIUM - Nov 1, 2012 11:27 - 0 Comments

ARCHIVUM

More In Noticias


ARCHIVIUM - Nov 1, 2012 11:27 - 0 Comments

ARCHIVUM

More In Noticias